Tarta de melocotón en almíbar y crema de queso


Empieza el veranito y las celebraciones y comidas familiares se llenan de postres fresquitos, así que os os traigo la receta de esta tarta que es super fresquita y fácil de hacer, para que sorprendáis a los vuestros.





Ingredientes:


Para la masa de bizcocho (2 moldes de 18 cms.)

  • 4 huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • 200 gramos de harina normal
  • 1 cucharadita y media de levadura química
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 100 gramos de aceite de girasol
  • 140 gramos de crème fraîche (o yogur griego)

Para el relleno de gelatina de melocotón (molde de 16 cms.)

  • 2 melocotones de almíbar triturados
  • 2 hojas de gelatina neutra

Para el relleno de crema de queso

  • 200 gramos de queso crema
  • 200 gramos de nata para montar
  • azúcar glass a gusto



Para el bizcocho, comenzamos poniendo el horno a precalentar a 180ºC.
Con una batidora eléctrica, batimos los huevos con el azúcar y la vainilla hasta que doblen su tamaño. Añadimos la crème fraîche y el aceite y seguimos batiendo. Por último, tamizamos la harina junto con la levadura e incorporamos con movimientos envolventes.  Repartimos la masa en 2 moldes de 18 centímetros previamente engrasados. Horneamos unos 25 minutos, o hasta que al pinchar con una brocheta, esta salga limpia. Sacamos para una rejilla y dejamos enfriar por completo. Filmamos y guardamos en la nevera.


Para el gelificado de melocotón, hidratamos la gelatina con agua fría durante 10 minutos. Trituramos los melocotones, hasta que no quede ningún trozo grande. Separamos una parte de melocotones triturados y añadimos las 2 hojas de gelatina. Calentamos en el microondas unos segundos hasta que la gelatina se deshaga. Juntamos las 2 mezclas para obtener una mezcla homogénea. Cubrimos con film transparente, un molde de silicona de 16 centímetros y metemos la mezcla. Refrigeramos hasta que solidifique.

Para la crema de queso, en un bol, mezclamos todos los ingredientes y montamos hasta que tenga una consistencia dura. Ponemos en una manga pastelera y guardamos en la nevera.


Para el montaje de la tarta, he usado como base una blonda y cartón para tartas. Si los bizcochos no estuviesen lisos, los igualaremos y colocamos uno en la base de cartón. Cortamos una tira de acetato, la colocamos alrededor del bizcocho y la sujetamos con un poco de cinta adhesiva. Rellenamos con un poco de crema de queso, colocamos el gelificado (si os resulta difícil, podéis congelarlo) y cubrimos con un poco más de crema. Colocamos el otro bizcocho, con la base hacia arriba, así tendrá una superficie lisa. Rellenamos con el resto de la crema de queso.
Para la roseta de melocotón, cortaremos las mitades de los melocotones en tiras finas, e iremos superponiendo formando los pétalos.







Espero que os guste! Un besote!




Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Martina, qué tarta!!!!!! Menuda pintaza... probaré seguro...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario