lunes, 9 de abril de 2018

Granola casera


Gracias a Cocinando sabores, hoy os traigo una receta de granola casera. Todos los meses nos propone un reto delicioso en instagram y esta vez nos ha tocado granola, que como sabéis, es una mezcla de copos de avena, frutos secos, miel, aceite... que se hornea para que quede crujiente para después, acompañado de leche, sea un desayuno sano y riquísimo. Lo bueno de la granola es que puedes ponerle lo que quieras a tu gusto, en este caso, la receta que os pongo a continuación, es un poco una mezcla de lo que tenía por casa, inspirándome en la receta de Megasilvita, ya que en nuestra casa también somos mucho de chocolate.



Ingredientes:


  • 300 gramos de copos de avena
  • 80 gramos de avellanas troceadas
  • 60 mililítros de aceite de girasol
  • 120 gramos de miel
  • 30 gramos de cacao puro sin azúcar
  • 40 gramos de arándanos rojos secos
  • 10 gramos de semillas de lino
  • 10 gramos de semillas de chía
  • 100 gramos de pepitas de chocolate con leche
  • Una cucharada de praliné de avellanas (opcional)
  • Un chorrito de vainilla
  • Una pizca de sal



La preparación es super sencilla. Lo primero precalentaremos el horno a 180ºC.
Mezclamos en un bol la avena, las semillas de lino y chía, los arándanos troceados, las avellanas y el cacao. Por otro lado, mezclamos la miel, el aceite de girasol, la vainilla, la sal y el praliné de avellanas. Mezclamos bien hasta que esté homogéneo. Mezclamos las dos preparaciones. Por último, añadimos las pepitas de chocolate.
En una fuente de horno, repartimos la granola por todas su superficie y horneamos a 180ºC, unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando para que la granola quede crujiente por todos lados. Una vez que hayan transcurrido los 30 minutos, retiramos a una rejilla y dejamos enfriar por completo. Estará crujiente y desprenderá un olor delicioso.
A mi me gusta guardarla en un bote hermético para que me dure más tiempo, aunque esta delicia se acaba en un par de días!
Espero que os guste. Y como siempre, esta receta es orientativa, podéis cambiar los frutos secos, añadir más o menos a vuestro gusto o sustituirlos por otros ingredientes, todo esto respetando el conjunto de la receta.
Ya no tenéis excusa para no desayunar sano y casero al mismo tiempo.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips