martes, 28 de marzo de 2017

Madaleines de Nutella® y avellanas

Tenía ya muchas ganas de hacer una receta de madaleines, pero quería ser original, porque hay miles de recetas en la red, así que intenté coger las mejores partes de ellas y hacer algo que me gustase. En principio pensé en rellenarlas con Nutella®, pero al final me decanté por usar este ingrediente en la masa. He hecho dos pruebas, unas las he horneado con una pastilla de chocolate en el interior, para que estuviese fundido al comerlas y otras sin nada. También deciros, que el tiempo de horneado es aproximado, en las que no llevan relleno, ya que podéis hornearlas la totalidad del tiempo para que se hagan por completo, o podéis sacarlas un poco antes para que la masa siga cruda dentro y tengáis ese efecto "coulant".




Ingredientes (para unas 18 madaleines):


  • 2 huevos M
  • 1 pizca de sal
  • 100 gramos de mantequilla
  • 75 gramos de azúcar moreno
  • 75 gramos de harina
  • 50 gramos de avellanas tostadas trituradas
  • 20 gramos de cacao en polvo sin azúcar
  • 100 gramos de Nutella®
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 pizca de sal

Para el baño de chocolate y la decoración:

  • 1 tableta de chocolate con leche
  • 1 cucharadita de aceite de girasol
  • 1 puñado de avellanas crunch

Precalentamos el horno a 180ºC.
Vamos a preparar mantequilla avellana. En un cazo, echamos la mantequilla y la ponemos al fuego. Tiene que fundirse y hervir, os recomiendo mover el cazo de vez en cuando. Veremos como se va evaporando el agua, y empieza a burbujear y a ponerse de color tostado. Este proceso nos llevará unos 5-10 minutos, dependiendo de la temperatura inicial de nuestra mantequilla. Os recomiendo no sacarle ojo e ir controlando la temperatura, yo empecé con fuego fuerte, y bajé al mínimo cuando empezó a burbujear. Cuando tenga ese color tostado del que hablábamos, retiramos del fuego, y añadimos la Nutella® y el cacao. Integramos bien. Dejamos reposar.

En un bol, montamos los huevos, que estarán a temperatura ambiente, con la pizca de sal. Poco a poco añadiremos también el azúcar moreno, hasta que nos quede una textura cremosa y que ha triplicado su volumen. Tamizamos encima, la harina y la levadura, e incorporamos con una lengua repostera y movimientos envolventes. Por último, añadimos la mantequilla avellana con la mezcla del cacao y la Nutella®. Incorporamos y ponemos en una manga con boquilla redonda.

Preparamos el molde. El mío es de silicona, pero lo mismo se debería hacer con los que son de metal. Rociamos con spray desmoldante o pincelamos con mantequilla derretida y espolvoreamos harina. Retiramos el exceso de esta. Rellenamos con la manga. Si queréis, ponedle una onza de chocolate dentro de la masa para que se funda en el horno, tapándola con más masa.

Horneamos a 180ºC unos 15 minutos, o algo menos si queréis que el centro salga un poco crudo.
Sacamos del horno y enfriamos en una rejilla. Son muy frágiles al salir del horno, sobre todo las rellenas y las poco hechas así que tratadlas con mimo.

Para la cobertura de chocolate, fundimos el chocolate en el microondas, a temperatura baja y poco a poco. Removed de vez en cuando para que no se os queme. Para que nos sea más fácil bañar las madaleines, le añadí una cucharadita de aceite de girasol o vegetal, para que tenga más fluidez. También podéis añadir manteca de cacao. Bañamos las madaleines, espolvoreamos avellanas crunch y dejamos secar sobre una rejilla. Y listas para degustar!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips