miércoles, 15 de marzo de 2017

Macarons de Oreo®

Los macarons son complejos, me ha costado sudor y lágrimas conseguir una receta que me funcione y que sea relativamente sencilla. Una vez que encuentras, puedes modificarla, dentro de una lógica, para hacer diferentes tipos de macarons. Así fue como di con estes macarons de oreo®, después con los de moka, los de avellana y cacao... pero eso será en futuras publicaciones!!!
Los macarons tienen siempre la misma base, un merengue. En este caso es un merengue normal, osea clara de huevo y azúcar blanquilla, batido hasta punto de nieve. Hay recetas en las que se envejecen las claras (guardadas en un cuenco tapado con film 24 horas en la nevera), en mi caso no lo he hecho, pero tened en cuenta que deben estar a temperatura ambiente. Y si queréis un merengue más consistente, por si las moscas, podéis añadir una cucharadita de cremor tártaro, aunque a mi tampoco me ha hecho falta.





Ingredientes (para los macarons):



  • 30 gramos de azúcar blanco
  • 50 gramos de clara de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 110 gramos de azúcar glas
  • 60 gramos de almendra molida
  • 4 galletas Oreo® sin relleno

Para el relleno:


  • 60 gramos de nata vegetal (ya contiene azúcar y vainilla)
  • 4 galletas Oreo®
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
  • 20 ml de leche


Lo primero será triturar, ya sea en un molinillo, trituradora o robot de cocina, la almendra, las galletas Oreo® y el azúcar glas. Es importante triturar siempre los frutos secos con el azúcar glas, ya que con la fricción de las cuchillas podrían soltar sus aceites naturales y no nos interesa. Trituramos hasta obtener un polvo fino, lo tamizamos y lo reservamos en un bol aparte.
Por otro lado haremos el merengue. Siempre me gusta añadirle a las claras una pizca de sal para que monten mejor. Empezamos a batir, y cuando empiecen a espumar, añadiremos poco a poco el azúcar, hasta que quede un merengue firme.
Con una lengua repostera, iremos añadiendo a nuestro merengue la mezcla anterior de almendra, azúcar glas y galletas Oreo®, siempre con movimientos envolventes y con suavidad, ya que no queremos que nuestro merengue pierda aire. 
Una vez integrada toda la mezcla, haremos la prueba para saber que está bien. Con la lengua repostera, cogemos un poco de masa y la dejamos caer, si cae en forma de cinta, estará perfecta. 
Echamos la mezcla en una manga con boquilla redonda (como la número 10 o 12 de wilton) y preparamos una placa metálica con papel de horno. Podéis dibujar los círculos en el papel y darle la vuelta si así os resulta más fácil (con el dibujo hacia abajo). También hay quién usa un tapete especial para macarons. Esta receta está pensada para macarons pequeños, si el tamaño de vuestro macaron es mayor, el tiempo de cocción también será mayor, tenedlo en cuenta.
Hacemos círculos con la masa de 1 centímetro o 1 centímetro y medio hasta terminar la masa. Dejamos caer la placa sobre la encimera varias veces hasta que la superficie comience a alisarse (sin burbujas y sin picos) y dejamos reposar entre 30 minutos y 1 hora. El tiempo de espera depende de vuestro clima, aquí en Galicia, al tener mucha humedad ambiental, suele ser de 1 hora. Sabremos que están listos, cuando al tocarle con el dedo, la masa no se nos quede pegada. 
Precalentamos el horno a 150ºC. Horneamos unos 14 minutos o hasta que el merengue esté seco. Es muy fácil que se pasen de cocción, os lo digo por experiencia, porque os descuidáis y se os quedan tostaditos. Si dudáis si están cocidos o no, dejadlos en el horno hasta que este se enfríe, y con el calor  residual se secará el merengue, os aconsejo dejar la puerta del horno entreabierta y no perderlos de vista.
Los sacaremos del horno a una rejilla y muy importante, no podemos despegarlos hasta que se enfríen por completo, si no se os quedará todo pegado al papel de horno (también por experiencia).
Ahora haremos el relleno. Trituramos las galletas Oreo® y las mezclamos con el cacao. Montamos la nata y le añadimos la mezcla anterior, intercalando con la leche. Enmangamos con una boquilla de estrella. Rellenamos los macarons.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips