martes, 7 de febrero de 2017

Cupcakes tarta Sacher

Me encanta la tarta Sacher, creo que es mi tarta favorita. Esta tarta data de 1832, inventada por Franz Sacher en Austria. Es una tarta de chocolate untuosa rellena de mermelada de albaricoque y bañada en chocolate y suele servirse con acompañarse con nata montada.  A menudo he visto esta tarta con dos capas de relleno, una con mermelada y otra de ganache de chocolate o trufa. Esta es la versión que he cogido y la he transformado en cupcakes. Además ya que se acerca San Valentín, he optado por una decoración romántica.


Ingredientes: (para 12-14 cupcakes)



  • 100 gramos de chocolate al 70%
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 125 gramos de azúcar
  • 50 gramos de almendra molida
  • 75 gramos de harina normal
  • 1 sobre de azúcar avainillado
  • 100 gramos de mantequilla
  • 20 gramos de cacao en polvo sin azúcar
  • 60 mililitros de leche de almendras
Precalentamos el horno a 180ºC calor arriba y abajo. En un bol apto para microondas, pondremos la mantequilla y el chocolate y lo fundimos a temperatura baja y poco a poco para que no se nos queme. Mezclamos hasta que se funda por completo. En otro bol, pesamos los ingredientes secos, la almendra molida, la harina, el cacao, mitad del azúcar y el sobre de azúcar avainillado y le añadimos la mezcla de chocolate y mantequilla fundidos. Añadimos una pizca de sal. Separamos las claras de las yemas y añadimos estas últimas a la mezcla anterior. Incorporamos. Calentamos ligeramente la leche de almendras y añadimos. Por otro lado, montamos las claras con el azúcar restante a punto de nieve. Incorporamos las claras a la mezcla anterior en tres veces. En la primera, hacemos que las dos mezclas se igualen en densidad y no necesitamos que sea con mucha suavidad. En la segunda incorporación, comenzamos a hacerlo con más suavidad y en la tercera incorporación, siempre con lengua repostera y con movimientos envolventes. Preparamos el molde para cupcakes con las cápsulas de papel y, ayudándonos de una cuchara para helados, rellenamos las cápsulas hasta arriba. Al no llevar levadura, no subirán mucho. Horneamos a 180ºC unos 18-20 minutos. Comprobamos siempre hundiendo un palillo en el centro, y si sale seco, están listos. 
Dejamos los cupcakes encima de una rejilla, hasta que se enfríen por completo. 

Relleno:

  • Mermelada de albaricoque
Con un descorazonador, retiramos parte de la masa del cupcake. Echamos 3 cucharadas generosas de mermelada en una manga pastelera, cortamos la punta y rellenamos el cupcake. Tapamos con la masa que habíamos retirado.

Para la trufa:

  • 125 gramos de nata vegetal
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo sin azúcar
Siempre uso nata vegetal, la ventaja es que es más estable, se monta mucho más rápido y ya tiene azúcar añadido y un toque de vainilla, con lo cual, al añadirle el cacao no necesitamos endulzar la mezcla. Batimos la nata, y a medio montar, añadimos el cacao tamizado. Terminamos de montar. Con ayuda de una lengua repostera, ponemos en una manga con boquilla redonda mediana. Decoramos los cupcakes con la trufa. Congelamos unos 15 minutos

Para el baño de chocolate:

  • 100 gramos de chocolate al 70%
  • Una cucharada de mantequilla
Derretimos el chocolate con la mantequilla en el microondas, como se ha descrito al principio de la entrada, poco a poco y a temperatura baja. Colocamos la mezcla en un recipiente estrecho. Sacamos los cupcakes del congelador y, dándoles la vuelta, los bañamos en el chocolate. Decoramos antes de que el chocolate se endurezca.





Espero que os guste!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips