martes, 29 de noviembre de 2016

Bundt cake de plátano con cheesecake de dulce de leche

Por fin he estrenado este molde de nordic ware que tenía olvidado en el armario. Y lo he hecho a lo grande! Este bundt es jugosísimo, con un toque a plátano y relleno con esa cheesecake de dulce de leche ... es que no hay quién se resista!!! El bundt cake es un bizcocho denso y tiene sus truquitos, yo los he aprendido de la mano de Bea Roque en este turorial, el cual es muy importante que leáis si queréis que os salga perfecto.



Ingredientes:

Para la masa de plátano
  • 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gramos de azúcar moreno
  • 120 gramos de puré de plátano (2 plátanos pequeños)
  • 250 gramos de harina
  • 3 huevos
  • 7 gramos de levadura química tipo royal
  • 150 gramos de nata líquida
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
Para la cheesecake de dulce de leche
  • 200 gramos de queso crema
  • 1 huevo
  • 100 gramos de dulce de leche
  • 30 gramos de maicena

Ponemos el horno a precalentar a 170 º C. 
Primero haremos la parte de la cheesecake. Es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente, para que sea más fácil su integración. En un bol, echamos el queso crema y lo trabajamos un poco con unas varillas. A continuación, añadimos el huevo e incorporamos bien. Después el dulce de leche y por último la maicena tamizada. Acordaros de incorporar bien cada ingrediente antes de incorporar el siguiente. Reservamos.
Para la masa de plátano, podemos usar el robot, como aconseja Bea, o la batidora de mano. En mi caso he usado esta última y no he tenido problema. En un bol, batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que quede esponjosa y poco a poco añadimos el azúcar moreno. Uso azúcar moreno porque retiene más humedad y nuestro bundt será todavía más tierno. A continuación añadiremos el puré de plátanos, 2 plátanos pequeños machacados con un tenedor. Incorporamos con la batidora. En un bol aparte, cascamos los huevos y los batimos ligeramente. Incorporamos uno a uno a la mezcla anterior. Pesamos la harina, la pizca de sal y la levadura y la tamizamos. También pesamos la nata. Ahora incorporaremos en tres veces alternando estos ingredientes.
Engrasamos el molde con spray desmoldante, y, con ayuda de una brocha, llegamos a cada saliente de este. Dejamos caer 3/4 partes de la masa por un lateral y asentamos. Con ayuda de una cuchara, colocamos encima la mezcla del cheesecake y cubrimos con el resto de la preparación. Cubrimos con papel de plata, ya que va a estar mucho tiempo en el horno y se nos puede quemar. No os olvidéis de hacerle un agujero a la chimenea para que salga el vapor.
Horneamos a 170º C una hora, o hasta que al pinchar un palillo, salga limpio.
Retiramos del horno y dejamos enfriar encima de una rejilla. Pasados 10 minutos, damos unos pequeños golpecitos para soltar el molde, le damos la vuelta encima de la rejilla y desmoldamos. Dejamos enfriar por completo.
Para servir, he hecho una salsa de dulce de leche, con dos cucharadas de dulce de leche y 60 gramos de nata. Glaseamos y a merendarrrr!!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips