martes, 19 de mayo de 2015

Croquetas de boniato, jengibre y atún.

Un día se me ocurrió esta receta. Resulta que nunca se me ha dado bien hacer la bechamel, supongo que cada uno tendrá su piedra en el camino y la mía, de muchas, es esta, digamos que no acabo de cogerle el punto para hacer las croquetas, que siempre se quedan muy blandas. Entonces, vi una receta de Karlos Arguiñano que se llama bombas de patata, en las que usa puré de patatas en lugar de bechamel, y me gustó la idea ya que para mi era mucho más sencilla. Y ahora que domino las bombas de patata, he dado un paso más y he rizado el rizo, usando patata dulce, jengibre fresco y una lata de atún, entre los ingredientes principales.... aquí os los dejo.


Ingredientes:


  • Un boniato o patata dulce mediano
  • Una lata de atún (al natural si puede ser) de unos 80-100 gramos
  • Un trozo de jengibre fresco como de 1 centímetro
  • Unas gotitas de salsa agridulce
  • Un puñado de perejil fresco
  • Una cucharada de harina (opcional, para que quede la masa más compacta)
  • Sal y pimienta
  • Pan rallado para rebozar

Lo primero es lavar bien el boniato, cortarlo en trozos grandes, echarlo en un bol y agregad una hoja de laurel, un chorrito de aceite, sal y pimienta y un poco de romero (fresco o seco), no le agreguéis mucho ya que es una especia muy predominante. Lo tapamos con un film y lo metemos en el microondas a temperatura alta unos 5 o 6 minutos. Transcurrido ese tiempo, retiramos el film con cuidado y machacamos el boniato haciendo un puré. Dejamos enfriar para trabajarlo mejor. Cuando esté a temperatura ambiente, agregamos la lata de atún, el trozo de jengibre rallado con un rallador fino, el puñado de perejil fresco finamente cortado, las gotitas de salsa agridulce y salpimentamos. Ahora debemos mirar la consistencia de nuestra masa, si vemos que está muy suave, añadiremos la cucharada de harina. Formamos bolitas y rebozamos con el pan rallado, también se podría hacer con huevo y pan rallado, con huevo y harina o con las tres cosas, eso a vuestro gusto. Freímos en abundante aceite de girasol, solo queremos dorar la parte de fuera, ya que el relleno ya está hecho. Retiramos de la sartén y colocamos en un plato con papel absorbente. 
Para la presentación, yo he elegido un plato de pizarra y he puesto palillos de plástico azules para que los comensales puedan coger una a una las croquetas.
Espero que os haya gustado!
Besos!




cambio de compañia electrica
cestas para navidad
concurso acreedores
motor eléctrico para bicicleta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips