miércoles, 27 de mayo de 2015

Cheesecake de vainilla y fresa

Hola! Hoy vamos a hacer una cheesecake de vainilla y fresa, me he inspirado en una receta de Anna Olson, os dejo el enlace si queréis ver su receta original :http://canalcocina.es/receta/tartaletas-de-queso-con-remolinos-de-chocolate-individual-chocolate-swirl-cheesecakes
Las mías están hechas al horno, el remolino es de fresa y cambian los ingredientes, pero ella me ha dado la idea. Os recomiendo todos sus programas porque se explica muy bien y se aprende mucho.


Ingredientes: 

(para 3-4 tartas individuales de 10 cms.)


  • 500 gramos de queso crema
  • 125 gramos de azúcar blanco
  • 25 gramos de harina de maíz
  • 2 huevos medianos
  • 125 gramos de nata para montar
  • Vainilla en pasta
  • Fresa en pasta
  • 125 gramos de migas de galleta
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 60 gramos de mantequilla fundida

Precalentamos el horno a 180 º C. Primero haremos la base de galletas. Las galletas que he usado son las tipo "Digestive" y los 125 gramos serán unas 8-9 galletas que trituradas en el robot de cocina. Añadimos el azúcar y la mantequilla fundida e integramos todo. Colocamos en los moldes, yo he usado aros de cocina de acero inoxidable encima de una placa de horno, y asentamos. Horneamos unos 10 minutos hasta que se solidifique. 
Para la cheesecake, mezclamos el queso con el azúcar y la harina de maíz. Integramos bien, intentando no batir demasiado porque no nos interesa que la mezcla tenga aire. Añadimos los huevos uno a uno hasta homogeneizar la mezcla. Por último, añadimos la nata. Dividimos la mezcla en dos, a una le añadimos la vainilla en pasta y a otra la pasta de fresa. Opcionalmente, podemos añadir a la parte de fresa, un poco de colorante rosa para darle más color. 
Para rellenar las tartas, esperamos a que la base esté totalmente fría, y con dos jarras con pico vertedor, vertemos el relleno al mismo tiempo, para que quede la mitad de un sabor y la mitad de otro. Para crear los remolinos, usamos un palito de bambú. Antes de echarlas en el horno, sacudiremos la placa contra la encimera para que salgan todas las burbujas de aire que puedan haber entrado en las tartas y horneamos 10 minutos a 200º C y después bajaremos el horno a 100º C y las tendremos unos 25 minutos. Cuando termine, apagamos el horno y dejamos las tartas dentro hasta que el horno se enfríe. Las ponemos en la nevera de 4 a 6 horas para que se asienten. 
Para decorar, podéis usar fresas o incluso hacer un coulis con frutos rojos.
Espero que las probéis!!
Besos!!



2 comentarios:

Blogging tips