jueves, 28 de septiembre de 2017

Mesa dulce unicornio






Hoy os voy a enseñar la mesa dulce de unicornio que he hecho para la princesa de la casa. Éramos 20 adultos, entre ellos 5 niños. La temática era de unicornio, muy de moda últimamente.
Para el fondo de la mesa dulce compré un cartón pluma de 70x100 centímetros y lo forré con papel de regalo color verde menta con puntitos blancos. Realicé un montón de flores distintas con papeles adecuados a la temática, rosa, dorado, lavanda, verde menta... Para realizar estas flores busqué diferentes tutoriales en internet, requieren paciencia pero puedes tenerlas hechas con antelación. También corté una M y una pequeña corona en goma eva con purpurina, la cual pinté con laca de uñas transparente para que no soltase purpurina encima de los dulces.
Para la mesa, usé un mantel blanco y un faldón de tul que compré por internet (en aliexpress). Para la medida de la mesa tuve que usar tres faldones, ya que era bastante grande.
En cuanto a los dulces, quería hacer un gran surtido de ellos aunque fuese poca cantidad, ya que no sabía cuanto se alargaría la velada e igual los niños querían merendar después. Os explico un poco los dulces que hice: Minicheesecakes con merengue, palitos de brownie de unicornios, minicupcakes de toffee, craquelines rellenos de crema de ferrero rocher, cookies de chocolate, donuts de oreo al horno y galletas craqueladas. Más adelante os pondré alguna receta por aquí.
También hubo chuches en la mesa, como no, para los peques, como eran muchos dulces, decidí colocar algunas en una escalera al lado para que hubiese más sitio.
También había un hueco para los recuerdos de la comunión entre la escalera y la mesa dulce, al igual que unos pequeños detalles que nuestra princesa quiso hacer a los niños que asistieron.
Os dejo las imágenes. Espero que os guste. Un saludo.















lunes, 24 de julio de 2017

Mesa dulce WWE

Hola, hoy voy a compartir con vosotros la mesa dulce que he hecho para Anxo el día de su comunión. Es un niño al que le encanta el programa de lucha de la WWE y es fan del luchador John Cena.
Ante todo deciros, que detrás de cada mesa dulce personalizada, hay un trabajo de investigación por internet, para ver diferentes modelos de mesas dulces de temas parecidos, diferentes diseños de tartas, diferente gama cromática... Este trabajo hay que hacerlo siempre, recapitular información y archivar todo antes de hacer un diseño que nos convenza.
Las gamas cromáticas son muy importantes para que todo en conjunto se vea armonioso y conjuntado. Al igual que los recipientes y stands usados, en mi caso, he hecho unos stands para cupcakes con porexpan y goma eva, que son como el ring de las peleas de la WWE. Esto está todo hecho a mano y personalizado. Al igual que las banderillas con el nombre del niño. Me encantan las manualidades y como sacarle partido para personalizar mis mesas dulces.
En cuanto a los dulces, hay cupcakes de toffee, un bizcocho esponjoso de caramelo, con chips de caramelo y un suave crema de nata vegetal con toffee casero. Para las banderillas, he ido a la imprenta para que me hiciesen unas copias del logo de WWE y pegué cada dos a un palillo de plástico.
También había galletas de mantequilla personalizadas con papel de azúcar y glasa y brownies de chocolate y oreos.
La tarta era de chocolate y crema de mascarpone con chocolate blanco. Escogí el diseño que pareciese una explosión porque me gusta el volumen que le da el fondant. El muñeco de John Cena, era con papel de azúcar y galleta de mantequilla, a las que le he puesto dos palitos de helado para que se sujetase en la tarta.
Ha sido un trabajo muy chulo, estoy muy orgullosa del resultado. Espero que os guste a vosotros también!!!!











jueves, 6 de julio de 2017

Angel Food Cake de naranja y semillas de amapola

Hola a tod@s! Después de unos meses desaparecida, he venido a traeros esta receta. Es una receta muy especial para mi, ya que es la número 100 de mi blog (ya 100 recetas, increíble). Es una receta adaptada de El rincón de Bea, aquí os dejo el enlace.
Es un bizcocho muy jugoso, aireado, tierno y ligero, es que lo tiene todo!!! y no puede ser más fácil de preparar, solo necesitáis unas pautas importantes para que os salga perfecto. Una de las cosas importantes es el molde, es un molde especial para el Angel food, un molde redondo desmontable con un tubo de aluminio en el centro y con unas patitas, ya que al sacarlo del horno debemos enfriarlo boca abajo para que las claras no se desinflen. Otro dato a tener en cuenta es que no debe estar engrasado, ya que las claras necesitan una superficie a la que agarrarse.





Ingredientes:

  • 12 claras de huevo
  • 125 gramos de harina
  • 435 gramos de azúcar
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • Una cucharadita de cremor tártaro (nos ayudará a estabilizar las claras y a que la miga quede más blanca)
  • 1 cucharadita de vainilla
  • Ralladura de una naranja
  • 3 cucharadas de semillas de amapola



Comenzaremos como siempre precalentando el horno a 170 ºC.
En un bol, ponemos las claras, con la sal y el cremor tártaro. Batimos a velocidad media hasta conseguir picos blandos. Agregamos la vainilla y, con la batidora encendida, agregamos poco a poco el azúcar, hasta conseguir un merengue brillante.
Por otro lado, tamizamos la harina un par de veces, y le agregamos la ralladura de naranja y las semillas de amapola.
Agregamos esta mezcla poco a poco al merengue con una lengua repostera y con movimientos envolventes.
Vertemos en el molde, recordad no engrasarlo, y horneamos unos 40-50 minutos, comprobamos si está hecho como cualquier bizcocho, pinchándolo con un palillo.
Nada más sacar el molde del horno, debemos enfriarlo sobre una rejilla boca abajo, sobre 1 hora aproximadamente. 
Para desmoldarlo, pasamos una espátula alrededor del molde y despegamos.
Para la presentación, he hecho un glaseado sencillo con nata y azúcar glas, al que le he agregado unas gotitas de esencia de naranja.






miércoles, 10 de mayo de 2017

Muffins de plátano veganos

Holaaaa, cada vez hay más personas concienciadas con el estilo de vida vegano. Para los que no los sabéis, una persona vegana es aquella que, por elección propia, no come nada que sea de origen animal, por ello he decidido hacer estos muffins que no llevan huevos, leche ni mantequilla. Además son saludables, ya que no contienen azúcar, sino que llevan sirope de arce, que les da jugosidad y dulzor.


Ingredientes:

  • 2 plátanos maduros
  • 50 gramos de sirope de arce
  • 50 gramos de nueces de pecan
  • 50 mililitros de aceite de girasol
  • 25 gramos de harina integral
  • 50 gramos de harina de trigo
  • 25 gramos de pepitas de chocolate negro
  • 1 cucharadita de bicarbonato


Lo primero, precalentar el horno a 180ºC.
En un bol, machacamos los plátanos con un tenedor. 
Añadimos el sirope de arce y mezclamos. 
Añadimos las nueces de pecan ligeramente trituradas y el aceite de girasol y mezclamos.
Tamizamos la harina de trigo y el bicarbonato.
Añadimos la harina integral y mezclamos hasta que no se vean restos de harina.
Añadimos por último las pepitas de chocolate.
Con un servidor de helados, rellenamos las cápsulas de papel. Como queremos que nuestros muffins crezcan, los llenamos hasta casi el borde.
Horneamos unos 20 minutos a 180ºC.
Dejamos enfriar encima de una rejilla.

Son perfectos para merendar!!!



jueves, 27 de abril de 2017

Entremet de mousse de yogur con peras al toffee

Me encanta la pastelería moderna. Todo lo que tiene que ver con los "entremet" y demás tartas, riquísimas y preciosas, con infinidad de posibilidades y ese glaseado espejo que da un acabado de lo más profesional.
Hoy haremos una tarta de mousse de yogur. Quería combinar lo neutro del yogur con la dulzura de las peras al toffe. También haremos un bizcocho facilísimo en microondas, para esos días que no os apetezca encender el horno. Me he basado en la receta de "Postres originales" os dejo el enlace para que lo veáis, os cambiará la vida!!!



Ingredientes (para un molde de 16 cms.)


Para la mousse de yogur:

  • 200 gramos de nata para montar (mínimo 35% MG)
  • 3 yogures naturales
  • 4 hojas de gelatina + agua para hidratarlas
  • 55 gramos de azúcar glas

Para el gelificado de peras al toffee:

  • 2 peras pequeñas, la variedad que queráis
  • 1 gramo de agar agar
  • 2 cucharadas de agua fría
  • 20 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de azúcar moreno
  • extracto de vainilla

Para el bizcocho de coco y almendra al microondas:

  • 1 huevo M
  • 10 gramos de harina común
  • 10 gramos de almendra molida o harina de almendra
  • 10 gramos de coco rallado
  • 30 gramos de azúcar blanquilla
  • Una pizca de sal

Para el glaseado de chocolate blanco con cardamomo:

  • 250 gramos de chocolate blanco
  • 2 hojas de gelatina + agua para hidratarlas
  • 25 gramos de glucosa
  • 125 gramos de leche infusionada con 3 vainas de cardamomo




Se que parecen muchos pasos, pero tranquilos, son fáciles. Tenéis que saber que no es una tarta que podáis hacer en un día, requiere su reposo, y os recomiendo que repartáis las elaboraciones en dos días, como mínimo.

Empezaremos con el gelificado de peras al toffee. 
Lavamos las peras y las pelamos. Las descorazonamos, las cortamos a la mitad y luego en gajos finos. Introducimos la pera en un recipiente apto para microondas, tapamos con papel film, y cocinamos unos 2-3 minutos. Reservamos.
Para el toffee, en un cazo, echamos la mantequilla, el azúcar moreno y la vainilla. Cocinamos un par de minutos. Retiramos del fuego.
Hidratamos el agar agar con dos cucharadas de agua fría, y le añadimos el agua que suelten las peras al cocerse en el microondas. Cuando esté hidratado, añadimos al toffee todavía caliente y disolvemos. Si fuese necesario, pondríamos al fuego de nuevo.
Para este gelificado, necesitamos un molde pequeño de silicona (más pequeño que el molde de la tarta) o un aro de emplatar (también más pequeño que el diámetro de nuestra tarta, ya que será el relleno de ella). Colocamos las peras en el molde o aro, cubrimos con el toffee y reservamos en la nevera.
Un truquito para limpiar el cazo cuando hacéis toffee o caramelo, es llenarlo con agua y ponerlo al fuego, con el calor se fundirá en el agua y será muy fácil lavarlo.






Lo siguiente que haremos, será el bizcocho de coco y almendra. Me encanta esta manera de hacerlo, es rapidísima. 
En un bol, batimos el huevo con la pizca de sal hasta que doble su volumen. Os recomiendo usar la batidora para esto, ya que hay que batir bastante. En un bol aparte, mezclamos los ingredientes secos, la harina, la almendra molida y el coco rallado. Con ayuda de una lengua repostera, integramos los ingredientes secos al huevo con movimientos envolventes. Para cocinar este bizcocho, necesitamos un molde de silicona (al igual que para el relleno, que su diámetro sea inferior al de nuestra tarta). Engrasamos el molde, con spray desmoldante o mantequilla, y echamos la mezcla dentro. Cocinamos en el microondas 2 minutos. Cuando transcurra este tiempo, lo dejaremos reposar 2 minutos más dentro del microondas. Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.




Para la mousse de yogur,lo primero será hidratar la gelatina, por lo menos 20 minutos.
Por otro lado, de los 200 gramos de nata, retiramos para un bol 50 gramos y reservamos. El resto de la nata la montamos con el azúcar glas y reservamos en la nevera.
Cuando la gelatina esté suficientemente hidratada, se la añadimos a eses 50 gramos de nata que habíamos reservado y la calentamos en el microondas hasta su completa disolución.
En un bol, batimos un poco los 3 yogures. Añadimos poco a poco la mezcla de nata y gelatina, hasta que quede una mezcla homogénea. 
Sacamos la nata de la nevera, y con ayuda de una lengua repostera, se la vamos incorporando a la mezcla de yogur, con movimientos envolventes. Tened en cuenta que la gelatina empezará a tirar, así que tendremos el resto de las elaboraciones a mano para hacer el montaje de la tarta.
Para ello, usaremos un molde de silicona de 16 centímetros. No hace falta engrasarlo, una vez congelada la tarta, saldrá sin problemas. 
Colocamos en la base una capa de mousse de yogur y movemos un poco para que llegue a todos los rincones. Desmoldamos el gelificado de peras y toffee y lo colocamos en el centro. Cubrimos con el resto de la preparación de mousse. Por último, colocamos el bizcocho y apretamos un poco para que quede dentro de nuestra mousse. Congelamos 6-8 horas mínimo, pero recomiendo dejarla hasta el día siguiente.

Para el glaseado de chocolate blanco, ponemos a hidratar la gelatina. 
Hervimos la leche con las vainas de cardamomo. Retiramos del fuego y tapamos. Infusionamos 5 minutos. Colamos la leche y la colocamos en un cazo junto al chocolate blanco y la glucosa.
Cocinamos a fuego suave hasta que el chocolate se funda. Retiramos del fuego y añadimos la gelatina. Removemos hasta su completa disolución. Reservamos hasta que baje un poco de temperatura.








Una vez tengamos nuestra tarta congelada, preparamos todo para bañarla. Necesitaremos una bandeja con una rejilla, y algún objeto que nos levante la tarta y que sea de un diámetro inferior. En mi caso usé una lata de melocotones que tenía por casa. Colocamos la bandeja, sobre esta, la rejilla y la lata con nuestra tarta encima. 
Cuando nuestro glaseado baje de temperatura, lo ideal son unos 40ºC, lo colocamos en una jarra con vertedor, y glaseamos nuestra tarta. Comenzaremos desde el centro y con movimientos circulares y continuos, seguimos hacia los lados.
Con esta cantidad de glaseado, os dará para darle unas 3 capas. Reservad la tarta entre capa y capa en la nevera para que se asiente.
Para servirla, retiramos el exceso de glaseado con una espátula. Para transportarla hacia la base de cartón o plato de servir, con ayuda de dos espátulas, una por cada lado, levantamos la tarta y la deslizamos encima de nuestro plato de servir. Decorar al gusto, yo usé unas flores blancas, un poco de colorante comestible en polvo dorado y unos physalis.









Blogging tips