sábado, 22 de abril de 2017

Muffins de arándanos y muesli sin azúcar

Hoy os traigo una receta riquísima. Hace ya tiempo que quería hacer no unos muffins de arándanos, si no, LOS MUFFINS DE ARÁNDANOS DEFINITIVOS y además sin azúcar y muy saludables. He usado Muesli con frutos secos pero podéis usar vuestro favorito, ya sea con trozos de chocolate, con frutas... También he usado yogur natural sin azúcar, pero podéis usar yogur natural 0%, yogur griego o yogur de sabores o sustituirlo por leche o para los intolerantes a la lactosa, por leche de avena o la que os guste. Ya veis que siempre os doy opciones para que hagáis en casa vuestras propias creaciones.








Ingredientes (para 6 muffins):





  • 2 huevos M
  • 100 gramos de arándanos + un puñado más para poner por encima
  • 1 yogur natural
  • 75 gramos de Muesli + un puñado para poner por encima
  • 50 mililitros de aceite de girasol
  • 75 gramos de sirope de agave
  • 60 gramos de avena molida o harina de avena
  • 30 gramos de harina integral
  • 1,5 cucharaditas de levadura química
  • 25 gramos de melaza de caña
  • Una cucharada de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal






 Primero precalentamos el horno a 180ºC

En un bol, mezclamos los ingredientes húmedos, el yogur, los huevos, la melaza, el aceite y la vainilla, hasta que esté homogéneo.

En otro bol, mezclamos los ingredientes secos, las harinas, la levadura, la sal, el muesli y los arándanos.

Juntamos las dos preparaciones y removemos hasta que no veamos grumos de harina. Estas harinas no se tamizan, ya que tienen trozos que no pasarían por el colador.

Ayudándonos de una cuchara para servir helados o una jarrita, llenamos las cápsulas de los muffins hasta que la masa se vea al mismo nivel que el molde de metal. Queremos que crezcan y se vean hermosotes.

Una vez distribuida la masa, usamos los arándanos y el muesli que habíamos reservado para poner encima de cada muffin.

Horneamos a 180ºC unos 30 minutos, o hasta que pinchemos con un palito y salga limpio.

Sacamos del horno, y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Podéis rellenarlos con queso crema como estos.




martes, 18 de abril de 2017

Pastel de carne y polenta

De todos es conocido el pastel de carne. Hay mil y una maneras de hacerlo, y lo fundamental siempre es la carne picada, huevo y puré de patatas. Como no tenía patatas en casa decidí hacerlo con polenta. La polenta es harina de maíz cocida en agua y sal. También la podéis cocer en leche, en caldo o en una mezcla de ellos. La medida es siempre una de polenta, por tres medidas de líquido. Tiene un sabor bastante neutro, pero aderezándola bien, está muy rica. Esta vez no os voy a dar cantidades, porque es un poco a ojo, os voy a dar los pasos y los ingredientes pero tenéis que ver si os gusta con más o menos verduras, más o menos huevo etc.



Ingredientes (para el picadillo de carne)

  • Zanahoria
  • Cebolla
  • Ajo
  • Calabacín
  • Carne picada mixta (cerdo y ternera) pero podéis usar pollo o pavo también
  • Huevo cocido
  • Polenta

Primero empezaremos haciendo un sofrito con las verduras. Picamos todo en "brunoise" (cuadrados pequeños) y sofreímos, empezando siempre por el ajo y la cebolla. Añadimos la carne picada y dejamos que se haga. Retiramos del fuego y reservamos.

Para la polenta, ponemos a hervir el agua (en este caso) con la sal. Cuando esta hierva, agregamos la polenta y removemos hasta que comience a espesar. Cocer un par de minutos. Reservamos en una manga si queréis hacer pasteles individuales como en mi caso. También podéis añadirle una nuez de mantequilla.

Cocemos dos o más huevos y los cortamos en láminas.

Para montar los pasteles, pasamos una servilleta empapada en aceite por el aro de emplatar y lo colocamos en el plato en el que los vayamos a servir. Ponemos una capa de polenta en el fondo, rellenamos con un poco del picadillo de carne, encima colocamos unas láminas de huevo cocido y tapamos con más polenta.

Horneamos con el horno a 200-220º C, hasta que la superficie esté dorada. Servimos.



sábado, 15 de abril de 2017

Mesa dulce baby tv

Holaaa, hoy os voy a enseñar la mesa dulce que he hecho para Román que cumplía su primer añito. Al pequeñín le encantan los dibujos de baby tv y esa ha sido la temática de la mesa dulce.
Para hacer una buena mesa dulce es muy importante la organización de todos los pasos, recaudar mucha información y hacer un planning. Lo más importante es la entrevista con los padres, saber que es lo que realmente quieren, gustos de los dulces, elegir una buena gama cromática y dedicar mucho tiempo a todos los detalles.
En este caso era una gama cromática bastante colorida, así que podemos jugar con todos los colores sin excepción, destacando algunos más que otros. Es importante buscar en la red ideas sobre otras mesas dulces, tarta con la misma temática y fotos de los dibujos del tema, para tener mucha información disponible.


Una mesa dulce siempre requiere de paciencia, amor y mucha dedicación.







Cupcakes de Carrot cake con crema de queso 





Cake pops de chocolate



Modelados hechos a mano con fondant.







Tarta de queso japonesa.




Galletas personalizadas pintadas a mano.














Espero que os guste el resultado.

viernes, 7 de abril de 2017

Albóndigas de pescado

Hoy os dejo esta riquísima receta, ideal para los peques, ya que a menudo les cuesta comer pescado. Estas albóndigas pueden hacerse de cualquier tipo de pescado, ya sea merluza, como en esta, como salmón, faneca... Se puede usar tanto fresco como congelado. Este último es más práctico, ya que suele comercializarse en filetes sin espinas, aunque el sabor lo es igual de rico. También podríais echarle gambas.



Ingredientes (para las albóndigas)

  • 250 gramos de pescado crudo desmigado
  • 1 huevo M
  • 2 rebanadas de pan de molde o 1/2 barra de pan duro
  • Leche para mojar el pan
  • 2 dientes de ajo 
  • 1/4 de cebolla 
  • Sal y pimienta
  • Harina para rebozar

Para la salsa:

  • 1 bote pequeño de tomate frito
  • 1 cucharada de harina
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Perejil o cebollino fresco
  • Agua

Remojamos el pan en la leche hasta que quede blando. Lo escurrimos y desmigamos en un bol. Añadimos el huevo batido. Picamos el ajo y la cebolla finamente y se la añadimos. Añadimos también el pescado desmigado. Salpimentamos. Con ayuda de dos cucharas ligeramente empapadas en agua, damos forma a las albóndigas y las rebozamos en harina. Freímos en abundante aceite.

En una olla al fuego, ponemos a dorar la harina en un poco de aceite. Agregamos el tomate frito y cocinamos 1 minuto. Añadimos 1 vaso y medio de agua. Dejamos hervir. A continuación añadimos el vino blanco y dejamos que hierva. Añadimos las albóndigas y dejamos cocer 20 minutos a fuego lento.

Servir. Yo las serví con arroz basmati en blanco y un poco de cebollino fresco picado.






martes, 4 de abril de 2017

Tarta pudin de mantequilla de cacahuete

    Un día decidí hacer limpieza en mi despensa. No se si os pasa a vosotros, pero siempre compro cosas raras que al final se quedan olvidadas en el fondo de una alacena, sobre todo me pasa cuando voy al Lidl y sacan productos americanos, así que decidí hacer un experimento. Había visto varios vídeos en internet donde usan los sobres de preparado para pudin de vainilla para hacer diferentes tartas, así que me animé a probar.


Ingredientes:

Base:

  • 80 gramos de pretzels salados
  • 50 gramos de mantequilla fundida

Para el pudin de crema de cacahuete:

  • 1 sobre de preparado para pudin de vainilla
  • 500 mililitros de leche (avena, avellana...)
  • 200 gramos de mantequilla de cacahuete con o sin trozos a vuestro gusto

Para la cobertura de chocolate:

  • 160 gramos de cobertura de chocolate
  • 20 gramos de mantequilla
  • 90 mililitros de nata


Lo primero será hacer la base crujiente. Fundimos la mantequilla con el método que prefiráis, ya sea al fuego, o en el microondas y le añadimos los pretzels triturados. A mi personalmente me gusta notar los trocitos por eso no los trituro mucho, pero eso a vuestro gusto. Reservamos en la nevera.

Para el pudin, seguimos las instrucciones que nos aparezcan en el preparado. En mi caso, de 500 mililitros de leche, separé 2 cucharadas para una taza para disolver el preparado, revolviendo bien para evitar grumos. El resto de la leche, la pondremos al fuego en un cazo. Cuando esto hierva, añadiremos la mezcla del preparado disuelto en la leche y pondremos de nuevo al fuego sin dejar de revolver. Cuando esto espese, será el momento de añadirle la mantequilla de cacahuete. Ayudándonos de unas varillas, integramos bien. 
Sacamos la base de la nevera, y vertemos la mezcla de pudin y mantequilla de cacahuete. Dejamos enfriar 1 hora, tapada con film a piel.

Para la cobertura de chocolate, calentamos al fuego la nata y la mantequilla. Cuando empiece a hervir, vertemos sobre el chocolate e integramos hasta que el chocolate se funda por completo. Vertemos por encima de nuestra tarta fría. Dejamos reposar en la nevera unos 30 minutos. 
Espero que esta idea os ayude a experimentar con esos ingredientes olvidados de vuestras despensas!!!




Blogging tips