sábado, 10 de febrero de 2018

Red Velvet sin colorantes para San Valentín

Se acerca San Valentín y esta es mi propuesta para este año. Vi esta receta hace tiempo en el blog "La receta de la felicidad" y como se lleva mucho lo de hacer todo natural, sin aditivos ni colorantes, me decidí a hacerla. El color se lo proporciona la remolacha, no quedará tan intenso como las red velvet que soléis ver por ahí, pero os aseguro que el sabor os sorprenderá para bien. El bizcocho queda un poco compacto, aunque con un sabor sutil y delicado que os conquistará.


Ingredientes (para 3 layer cakes de 15 cms.):



  • Una remolacha cruda ( yo usé una cocida que viene en paquetes de 2 para ensalada)
  • Zumo de limón
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 125 gramos de yogur griego sin azucarar
  • 125 ml. de aceite de girasol
  • 200 gramos de azúcar blanquilla
  • 2 huevos M
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o pasta de vainilla
  • 250 gramos de harina
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar ( yo uso Callebaut)
  • 2 cucharaditas rasas de levadura química

Para la cobertura de queso crema:


  • Una tarrina de queso crema (200 gramos)
  • 100 gramos de nata vegetal ( podéis usar nata normal + 2 cucharadas de azúcar + una cucharadita de vainilla)

Decoración (opcional):


  • Flores naturales comestibles
  • Merenguitos
  • Sprinkles de corazones










Preparación:



Precalentamos en horno a 150ºC.
Al usar una remolacha que ya viene cocida y pelada, la trituramos en un robot de cocina hasta hacer un puré y lo pasamos por un chino, a esto le añadimos el vinagre y un chorrito de zumo de limón. Si usaseis remolacha fresca, tendríais que lavarla bien y pelarla antes de triturar.

Al puré de remolacha le añadimos el yogur griego sin azúcar y el aceite hasta que tengamos una mezcla homogénea. Al no usar mantequilla, la receta es mucho más rápida, ya que no tenemos que batirla aparte hasta esponjar.

 A continuación, añadimos el azúcar, los huevos y la vainilla. Recordad que cualquier aroma, especia, ralladura o lo que sea que añadáis a vuestros bizcochos, será más fácilmente asumible por la masa y se le incorpora con el huevo. 
Agregamos por último la harina, el cacao y la levadura tamizados y mezclamos hasta que esté todo integrado.

Vertemos en los moldes rociados con spray desmoldante ( o con papel sulfurizado) y horneamos unos 20-25 minutos a 150ºC o hasta que al pinchar con un palillo, este salga limpio.
Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la crema de queso, en un bol batimos el queso crema hasta que tenga una textura suave, agregamos la nata vegetal y montamos.

Para el montaje de la tarta, la ponemos uno de los bizcochos en el plato o stand donde la vayamos a servir. Con ayuda de una manga pastelera y una boquilla redonda, hacemos puntos encima del bizcocho hasta cubrir toda la superficie. Encima colocamos la otra capa de bizcocho y repetimos la operación. 

Decoramos a nuestro gusto.


lunes, 22 de enero de 2018

Surtido de financiers para el té

Hola, esta semana pasada he sentido las irrefrenables ganas de tomarme un té, pero no de coger una bolsita de té y llenar la taza con agua caliente, si no de esos típico tés ingleses, en donde reina la elegancia y el refinamiento. Entonces, decidí hacer unos pastelitos para acompañar mi taza de té. He hecho 4 variedades con la misma receta base, un cuatro cuartos, es decir, usando la misma cantidad de todos los ingredientes, y sustituyendo 50 gramos de harina, por los distintos frutos secos de cada receta. En el caso de los de manzana, se sustituye esos 50 gramos por los mismos de manzana.

Ingredientes: (para 5 pastelitos de cada sabor)


Para la masa base:

  • 200 gramos de azúcar
  • 200 gramos de huevos (4 huevos M, aproximadamente)
  • 150 gramos de harina
  • 200 gramos de aceite de girasol
  • 7 gramos de levadura química

Para la masa de pistacho:

  • 50 gramos de pistachos picados

Para la masa de almendras:

  • 50 gramos de almendras troceadas o de harina de almendras

Para la masa de avellanas:

  • 50 gramos de avellanas troceadas o de harina de avellanas

Para la masa de manzana:

  • 50 gramos de manzana cortada en cubitos
  • Una pizca de especias de Spéculoos (mezcla de canela, jengibre, clavo y nuez moscada)

Precalentamos el horno a 180 ºC. Engrasamos el molde, en mi caso he usado un molde de financiers pero puede usarse cualquier molde, incluso el de cupcakes.
La masa base no puede ser más sencilla. En un bol, mezclamos los huevos con el azúcar y añadimos el aceite. Una vez esté homogéneo, tamizamos la harina junto con la levadura. Repartimos la masa en 4 boles distintos. A cada bol de masa, le añadimos los 50 gramos de fruto seco, y en el caso del de manzana, añadimos esta y las especias. Mezclamos bien cada una de las mezclas. Ponemos en el molde y horneamos unos 15-20 minutos, dependiendo de vuestro horno. Comprobamos con un palo de brocheta si el bizcocho está listo. Dejamos enfriar sobre una rejilla.


Para las cremas:


Para la crema de chocolate blanco (para el pastelito de pistacho):

  • 50 gramos de nata vegetal (ya incluye azúcar y vainilla)
  • 50 gramos de chocolate blanco


Para la crema de fresas (para el pastelito de almendras):

  • 50 gramos de nata vegetal
  • 15-20 gramos de puré de fresa natural (cocer fresas con un poco de azúcar, trituradas y pasadas por un chino para que no contengan pepitas)

Para la trufa de cacao y licor de avellanas (para el pastelito de avellanas):

  • 50 gramos de nata vegetal
  • 10-15 gramos de cacao en polvo sin azúcar
  • 10 gramos de licor de avellanas ( si van a comerlos los niños, se puede obviar este ingrediente)

Para la crema de queso (para el pastelito de manzana y spéculoos):


  • 50 gramos de nata vegetal
  • 25 gramos de queso crema

Semimontamos 200 gramos de nata vegetal y la dividimos en 4 boles.
Para la crema de chocolate blanco, derretimos el chocolate en el microondas y le añadimos la nata con movimientos envolventes. Añadir la nata la chocolate así os resultará más fácil de mezclar y no se solidificará tan pronto.
Para la crema de fresas, añadimos el puré de fresas a la nata semimontada con movimientos envolventes.
Para la trufa de cacao, mezclamos el licor con el cacao hasta homogeneizar. Después mezclamos con la nata mediante movimientos envolventes.
Para la crema de queso, trabajamos un poco el queso con la batidora y añadimos la nata con movimientos envolventes.
Decoramos a nuestro gusto, en este caso he usado flores frescas comestibles, frutas, merenguitos y para el de manzana, he rallado galleta spéculoos por encima y le he puesto unos cubitos de toffee que he comprado.













martes, 19 de diciembre de 2017

Polvorones de avellanas y cacao veganos y sin gluten

Holaaaa, hoy me paso por aquí para dejaros esta super receta para que todos puedan disfrutar de estos dulces en estas fechas, tanto los intolerantes al gluten como los que optan por una alimentación vegana. He de decir que en la receta se puede sustituir algún ingrediente por otro, respetando las cantidades, ya que podría afectar a la consistencia.





Ingredientes:


  • 250 gramos de harina de arroz u otra harina sin gluten
  • 95 gramos de avellanas tostadas trituradas
  • 125 gramos de azúcar glas (azúcar de coco triturado, azúcar moreno triturado...)
  • 110 gramos de aceite de girasol (aceite de coco, aceite de nuez, aceite de semillas...)
  • 60 gramos de cacao en polvo sin azúcar

Lo primero es tostar la harina en el horno precalentado a 160ºC, unos 20-25 minutos aproximadamente, mezclando de vez en cuando hasta que adquiera un color blanco roto. Aprovecharemos para tostar la avellana si no la habéis comprado tostada. Dejaremos que se enfríen estos dos ingredientes.
En un bol, mezclamos el resto de los ingredientes. Tamizamos la harina cuando esté fría y volvemos a mezclar hasta obtener una masa homogénea. Al no tener gluten, la masa no podrá estirarse con rodillo, y será una masa bastante blanda, así que la dejaremos en la nevera unos 10 minutos para que adquiera cuerpo.
Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 170 ªC. Ahora tenemos que darle forma a nuestros polvorones, podéis hacerlo a mano, o como yo, usar un molde para pastelitos redondos pequeños. He cogido una porción de masa, y con ayuda del mazo del mortero, he ido aplastando la masa y nivelándola. Los horneamos de 25 a 30 minutos, esto dependerá de si los hacéis más o menos gorditos, los míos en 25 minutos estaban listos. 
Importante, al sacarlos del horno son muy frágiles, así que dejadlos sobre una rejilla hasta que enfríen por completo. Para sacarlos del molde, los empujé suavemente con los dedos, alguno se me rompió pero casi todos salen intactos, solo hay que tener paciencia. Decorad con azúcar glas.







Con esta receta y mi molde os saldrán unos 20-24 polvorones para que disfruten todos vuestros invitados!

Felices fiestas!!!

jueves, 28 de septiembre de 2017

Mesa dulce unicornio






Hoy os voy a enseñar la mesa dulce de unicornio que he hecho para la princesa de la casa. Éramos 20 adultos, entre ellos 5 niños. La temática era de unicornio, muy de moda últimamente.
Para el fondo de la mesa dulce compré un cartón pluma de 70x100 centímetros y lo forré con papel de regalo color verde menta con puntitos blancos. Realicé un montón de flores distintas con papeles adecuados a la temática, rosa, dorado, lavanda, verde menta... Para realizar estas flores busqué diferentes tutoriales en internet, requieren paciencia pero puedes tenerlas hechas con antelación. También corté una M y una pequeña corona en goma eva con purpurina, la cual pinté con laca de uñas transparente para que no soltase purpurina encima de los dulces.
Para la mesa, usé un mantel blanco y un faldón de tul que compré por internet (en aliexpress). Para la medida de la mesa tuve que usar tres faldones, ya que era bastante grande.
En cuanto a los dulces, quería hacer un gran surtido de ellos aunque fuese poca cantidad, ya que no sabía cuanto se alargaría la velada e igual los niños querían merendar después. Os explico un poco los dulces que hice: Minicheesecakes con merengue, palitos de brownie de unicornios, minicupcakes de toffee, craquelines rellenos de crema de ferrero rocher, cookies de chocolate, donuts de oreo al horno y galletas craqueladas. Más adelante os pondré alguna receta por aquí.
También hubo chuches en la mesa, como no, para los peques, como eran muchos dulces, decidí colocar algunas en una escalera al lado para que hubiese más sitio.
También había un hueco para los recuerdos de la comunión entre la escalera y la mesa dulce, al igual que unos pequeños detalles que nuestra princesa quiso hacer a los niños que asistieron.
Os dejo las imágenes. Espero que os guste. Un saludo.















lunes, 24 de julio de 2017

Mesa dulce WWE

Hola, hoy voy a compartir con vosotros la mesa dulce que he hecho para Anxo el día de su comunión. Es un niño al que le encanta el programa de lucha de la WWE y es fan del luchador John Cena.
Ante todo deciros, que detrás de cada mesa dulce personalizada, hay un trabajo de investigación por internet, para ver diferentes modelos de mesas dulces de temas parecidos, diferentes diseños de tartas, diferente gama cromática... Este trabajo hay que hacerlo siempre, recapitular información y archivar todo antes de hacer un diseño que nos convenza.
Las gamas cromáticas son muy importantes para que todo en conjunto se vea armonioso y conjuntado. Al igual que los recipientes y stands usados, en mi caso, he hecho unos stands para cupcakes con porexpan y goma eva, que son como el ring de las peleas de la WWE. Esto está todo hecho a mano y personalizado. Al igual que las banderillas con el nombre del niño. Me encantan las manualidades y como sacarle partido para personalizar mis mesas dulces.
En cuanto a los dulces, hay cupcakes de toffee, un bizcocho esponjoso de caramelo, con chips de caramelo y un suave crema de nata vegetal con toffee casero. Para las banderillas, he ido a la imprenta para que me hiciesen unas copias del logo de WWE y pegué cada dos a un palillo de plástico.
También había galletas de mantequilla personalizadas con papel de azúcar y glasa y brownies de chocolate y oreos.
La tarta era de chocolate y crema de mascarpone con chocolate blanco. Escogí el diseño que pareciese una explosión porque me gusta el volumen que le da el fondant. El muñeco de John Cena, era con papel de azúcar y galleta de mantequilla, a las que le he puesto dos palitos de helado para que se sujetase en la tarta.
Ha sido un trabajo muy chulo, estoy muy orgullosa del resultado. Espero que os guste a vosotros también!!!!











Blogging tips