martes, 29 de noviembre de 2016

Bundt cake de plátano con cheesecake de dulce de leche

Por fin he estrenado este molde de nordic ware que tenía olvidado en el armario. Y lo he hecho a lo grande! Este bundt es jugosísimo, con un toque a plátano y relleno con esa cheesecake de dulce de leche ... es que no hay quién se resista!!! El bundt cake es un bizcocho denso y tiene sus truquitos, yo los he aprendido de la mano de Bea Roque en este turorial, el cual es muy importante que leáis si queréis que os salga perfecto.



Ingredientes:

Para la masa de plátano
  • 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gramos de azúcar moreno
  • 120 gramos de puré de plátano (2 plátanos pequeños)
  • 250 gramos de harina
  • 3 huevos
  • 7 gramos de levadura química tipo royal
  • 150 gramos de nata líquida
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
Para la cheesecake de dulce de leche
  • 200 gramos de queso crema
  • 1 huevo
  • 100 gramos de dulce de leche
  • 30 gramos de maicena

Ponemos el horno a precalentar a 170 º C. 
Primero haremos la parte de la cheesecake. Es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente, para que sea más fácil su integración. En un bol, echamos el queso crema y lo trabajamos un poco con unas varillas. A continuación, añadimos el huevo e incorporamos bien. Después el dulce de leche y por último la maicena tamizada. Acordaros de incorporar bien cada ingrediente antes de incorporar el siguiente. Reservamos.
Para la masa de plátano, podemos usar el robot, como aconseja Bea, o la batidora de mano. En mi caso he usado esta última y no he tenido problema. En un bol, batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que quede esponjosa y poco a poco añadimos el azúcar moreno. Uso azúcar moreno porque retiene más humedad y nuestro bundt será todavía más tierno. A continuación añadiremos el puré de plátanos, 2 plátanos pequeños machacados con un tenedor. Incorporamos con la batidora. En un bol aparte, cascamos los huevos y los batimos ligeramente. Incorporamos uno a uno a la mezcla anterior. Pesamos la harina, la pizca de sal y la levadura y la tamizamos. También pesamos la nata. Ahora incorporaremos en tres veces alternando estos ingredientes.
Engrasamos el molde con spray desmoldante, y, con ayuda de una brocha, llegamos a cada saliente de este. Dejamos caer 3/4 partes de la masa por un lateral y asentamos. Con ayuda de una cuchara, colocamos encima la mezcla del cheesecake y cubrimos con el resto de la preparación. Cubrimos con papel de plata, ya que va a estar mucho tiempo en el horno y se nos puede quemar. No os olvidéis de hacerle un agujero a la chimenea para que salga el vapor.
Horneamos a 170º C una hora, o hasta que al pinchar un palillo, salga limpio.
Retiramos del horno y dejamos enfriar encima de una rejilla. Pasados 10 minutos, damos unos pequeños golpecitos para soltar el molde, le damos la vuelta encima de la rejilla y desmoldamos. Dejamos enfriar por completo.
Para servir, he hecho una salsa de dulce de leche, con dos cucharadas de dulce de leche y 60 gramos de nata. Glaseamos y a merendarrrr!!!!!


lunes, 28 de noviembre de 2016

Carrito de dulces para el bautizo de Iker

Hoy os quiero enseñar otro carrito de dulces que hemos preparado para un bautizo.. Estaba compuesto por minicupcakes de vainilla rellenos de mermelada de fresa y con crema de queso, vasitos, unos de Oreo®, crema de queso y crema de chocolate y otros de galletas caramelizadas Lotus®, crema de queso y crema de limón, rocas de chocolate blanco y pistachos y de chocolate negro y avellanas, minibrownies de chocolate y galletas decoradas de mantequilla de cacahuete. Ha sido un trabajo totalmente artesanal, como todo lo que hacemos, con ingredientes de la mejor calidad,
Para la decoración, no quería el típico blanco y azul, así que me decidí por un verde menta y blanco. Los globos de nubes son chulísimos, los he comprado aquí y los molinillos de papel los he hecho a mano con papel de regalo, cinta de doble cara, brillantes de pegar y palillos de colores. También hemos hecho abanicos de papel.


Galletas hechas a mano una a una, con tiempo y dedicación... Me encantan!! 


Vasitos... 

 Vasito de oreo

Rocas y minibrownies... 

Detalle decoración con globos... 



 Minicupcakes...


 Farolillo de papel...



Minibrownies...


 Rocas de chocolate blanco y de chocolate negro...


Detalle molinillos de viento hechos a mano...





















Espero que os haya gustado!!! Un saludo!

lunes, 21 de noviembre de 2016

Cous cous cremoso de setas.

Estamos en otoño y las tiendas y los bosques están llenos de setas. Sería un pecado no hacer una receta con ellas. Yo lo he hecho con cous cous, pero puede hacerse con arroz, de hecho me he basado en una receta de risotto de setas pero dándole mi toque. Lo primero que haremos es una crema de setas, que valdría para comer así sola, porque está buenísima! pero la mejoramos con el cous cous y la crema de queso.

Ingredientes:

  • 400 gramos de setas, en mi caso han sido setas ostra y portobello.
  • 150 gramos de nata
  • 120 gramos de Cous cous (60 gramos por persona)
  • 100 gramos de queso crema
  • Agua caliente hasta cubrir el cous cous (o caldo de pollo, carne, verduras...)
  • 15 gramos de mantequilla
  • Queso parmesano
  • 1 diente de ajo
Lo primero, como os he comentado, será hacer la crema de setas. De los 400 gramos de los que disponemos, separamos 100 para la decoración. Picamos el diente de ajo fino y con la sartén al fuego lo rehogamos con un poco de aceite de oliva. Añadimos las setas, las salpimentamos y dejamos que se pochen. Añadimos la nata y dejamos que reduzca no más de un par de minutos a fuego bajo. Trituramos y reservamos.
Para el cous cous, hervimos agua con sal y en un bol, con el cous cous en el fondo, lo cubrimos. Se podría haber hecho un caldo para agregarle todavía más sabor. Tapamos con un film o un trapo, y dejamos que absorba toda el agua. Cuando haya absorbido toda el agua, ponemos una olla al fuego y calentamos a fuego bajo la crema de setas y el cous cous. Añadimos la mantequilla y el queso crema. Mezclamos y rectificamos de sal si fuese necesario.
Para la decoración, rebozamos eses 100 gramos de setas que habíamos reservado en huevo y panko o pan rallado. Freímos y reservamos hasta emplatar. Para ello, he usado un aro de acero inox. que lo he rellenado del cous cous cremoso, encima colocaremos unas pocas setas crujiente, rallamos un poco de parmesano y rociamos con un chorrito de aceite de oliva. 
Está buenísimo y lleno de sabor. No dudéis en probar este plato tan otoñal!


viernes, 11 de noviembre de 2016

Pastel japonés o Cotton cake de Nutella®

La receta de hoy es de las más fáciles que he visto, eso si, tiene algún truquillo que os puede servir para que la hagáis con una presentación todavía mejor. Este pastel ha sido un gran descubrimiento para muchos, aunque su creadora ya había subido esta receta a Youtube hace años, se ha hecho viral hace poco y todo el mundo ha puesto un Cotton cake en su vida.
He de decir que me he basado en la receta de Bea Roque en la que os da unos muy buenos consejos de como hacer este tipo de Cheesecake. A mi, que no me gustan las cosas convencionales, he decidido darle mi toque y lo he hecho de  Nutella®, pero podríais hacerlo con otros ingredientes, siempre respetando los básicos como son los huevos y el queso que es lo típico de este pastel. También he querido hacerle un baño de chocolate para que estuviese aún más deliciosa.

Ingredientes: (molde de 15 cms)

  • 4 huevos M
  • 200 gramos de queso de untar
  • 200 gramos de Nutella®
  • Vainilla (opcional)
Precalentamos el horno a 170ºC, y preparamos el molde. Lo ideal es usar un molde de cristal, como yo el que tenía era muy grande, utilicé un molde de metal de los desmontables y lo cubrí bien con papel de horno, por la parte de abajo y los laterales, intentando que quedara lo más hermético posible ya que lo introduciremos en una bandeja con agua y se nos podría echar todo a perder.
Separamos las yemas de las claras y reservamos. A las yemas le añadimos la Nutella® y el queso crema hasta que quede todo integrado. Montamos las claras a punto de nieve y con una lengua y movimientos envolventes vamos integrando. Enmoldamos, ponemos en una bandeja de horno y llenamos hasta la mitad de agua. Me he fijado que casi todos estos pasteles se le queda una costra marrón por encima debido a la temperatura del horno, para que a mi no me pasase, le puse un trozo de papel de aluminio en la parte superior, así evitaremos que se queme. 
El tiempo de horneado es muy importante, yo lo he tenido 40 minutos, y lo he dejado en el horno hasta que se enfriase por completo. Luego lo pondremos en la nevera mínimo 3 horas. Os aseguro que vale la pena la espera!

Para el baño de chocolate:

  • 50 ml. de agua
  • 25 grs. de azúcar
  • 100-150 grs. de chocolate con leche (un poco al gusto, de esto dependerá el espesor del baño)
Hacemos un almíbar con el agua y el azúcar, los colocamos en un cazo y dejamos que el azúcar se derrita. Retiramos del fuego y añadimos el chocolate, integramos hasta que se disuelva por completo. Dejamos templar unos 10 minutos antes de usarlo.
Ya podéis bañar vuestro delicioso Cotton cake con el chocolate y ya veréis que escándalo!!




Ya me comentaréis que tal os sale! Un saludo!!

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Semiesferas de mousse de chocolate blanco y frambuesa

Es evidente que el mundo de la pastelería está cambiando. Se están creando unos pasteles extremadamente perfectos, con decoraciones en chocolate, con varias capas y con coberturas de espejo maravillosas. Es lo que los expertos llaman "Alta Pastelería" y en mi primer "contacto" con ella he echo este experimento cuyo resultado ha sido mejor del esperado. Las posibilidades son infinitas, ya iré experimentando poco a poco, ya no solo con coberturas de distintos colores, si no con sabores distintos! Pero por el momento, os dejo esta receta, que se compone de 4 elaboraciones, una base de bizcocho, una mousse, una gelatina, y un baño espejo.


Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 3 huevos
  • 50 grs. de azúcar
  • 50 grs. de harina de repostería 
  • una pizca de sal
  • extracto de vainilla

Para la mousse de chocolate blanco:

  • 1 clara de huevo
  • 100 grs. de nata vegetal
  • 100 grs de chocolate blanco

Para la gelatina de frambuesa:

  • 1 puñado de frambuesas frescas o congeladas
  • 2 cucharadas colmadas de mermelada de frambuesa
  • 50 grs. de agua
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 sobre de agar agar
  • 4 cucharadas soperas de agua para disolver el agar agar

Para el baño de espejo: (receta sacada de AQUÍ )

  • 10 grs. de gelatina neutra
  • 60 ml. de agua para hidratar la gelatina
  • 150 grs. de glucosa
  • 150 grs. de azúcar
  • 75 ml. de agua
  • 100 grs. de leche condensada
  • 150 grs. de chocolate blanco
    • Colorante rojo 

    En primer lugar he hecho el bizcocho. Es un bizcocho genovés simple que os sirve para otras elaboraciones como un brazo de gitano que ya os explicaré en otra receta. Antes de nada, precalentaremos el horno a 180º. En un bol, batimos los huevos con la sal, hasta blanquearlos y añadimos poco a poco el azúcar. Tamizamos la harina y mezclamos con la lengua con movimientos envolventes. Por último, añadimos la vainilla. Yo lo he hecho en una bandeja con poco alto y alargada, para que quedase fino. Horneamos 10 minutos aproximadamente. Retiramos del horno y enfriamos encima de una rejilla.
    El siguiente paso será hacer la gelatina, yo he escogido un molde de silicona para cake pops, ya que tiene forma de semiesfera pero más pequeña. Para hacerla, en un cazo, mezclamos las frambuesas con la mermelada, el azúcar y el agua. En un bol aparte, hidratamos el agar agar y revolvemos hasta que se disuelva. Cuando rompa a hervir, añadimos esta mezcla e integramos. Colamos la mezcla, enmoldamos y metemos en el congelador unos 10 minutos.
    Mientras, haremos la mousse. Por un lado, montamos la clara de huevo con una pizca de sal y reservamos. Por otro lado, montamos la nata, que, al ser nata vegetal, ya tiene azúcar incorporado y reservamos también. Fundimos el chocolate en el microondas y poco a poco incorporamos una parte de clara y una parte de nata, hasta que integremos todo. Ponemos en una manga y reposamos 10 minutos mínimo en el refrigerador. 
    Para montar las semiesferas, tengo un molde de silicona con 6 semiesferas como este, aunque podríais hacer esta receta con cualquier molde que tengáis por casa. Cogemos la mouse que ya ha reposado en la nevera y colocamos un poco en la base, colocamos encima la semiesfera pequeña de gelatina de frambuesa con la base plana hacia arriba, y seguimos rellenando con la mousse de chocolate blanco. Le daremos unos golpes al molde, para evitar que se nos queden huecos sin mousse por rellenar. Para acabar, recortar un círculo de bizcocho del mismo diámetro que la semiesfera y presionar suavemente. Guardaremos en el congelador hasta que se enfríen por completo (4-5 horas)
    Para hacer la cobertura de espejo, he usado la mitad de la receta original, porque para 6 semiesferas nos es suficiente. Primero hidratamos la gelatina en los 60 ml. de agua y reservamos 5 minutos. En un cazo, ponemos la glucosa, que os será más fácil de manejar si mojáis la cuchara en agua caliente ya que es muy pegajosa, el azúcar y los 75 ml. de agua a fuego medio, sin parar de remover hasta hervir. En ese momento, retiramos del fuego y añadimos la gelatina y removemos hasta que se disuelva. Después añadimos la leche condensada y cuando esté integrada, el chocolate blanco. Para ayudar a su completa disolución, trituraremos con la batidora de mano. En este momento, también añadimos el colorante rojo, en mi caso, pero del color que prefiráis. Trituramos para integrar por completo. Colamos, pasando la mezcla a un recipiente más cómodo para verterlo encima de las semiesferas. Ahora toca esperar hasta que la mezcla llegue a los 30ºC. 
    Cuando las esferas estén congeladas, las desmoldamos y colocamos en una rejilla, con papel de horno por abajo, para recoger el sobrante de la cobertura. Las bañamos y dejamos reposar un par de minutos. Luego, cuidadosamente, traspasamos las semiesferas hasta unas pequeñas bases de cartón para poder decorarlas y servirlas.
    Este es mi humilde aporte a la "Alta Pastelería" espero que os guste y que probéis ha hacerlo, os encantará!



    Blogging tips