lunes, 9 de abril de 2018

Granola casera


Gracias a Cocinando sabores, hoy os traigo una receta de granola casera. Todos los meses nos propone un reto delicioso en instagram y esta vez nos ha tocado granola, que como sabéis, es una mezcla de copos de avena, frutos secos, miel, aceite... que se hornea para que quede crujiente para después, acompañado de leche, sea un desayuno sano y riquísimo. Lo bueno de la granola es que puedes ponerle lo que quieras a tu gusto, en este caso, la receta que os pongo a continuación, es un poco una mezcla de lo que tenía por casa, inspirándome en la receta de Megasilvita, ya que en nuestra casa también somos mucho de chocolate.



Ingredientes:


  • 300 gramos de copos de avena
  • 80 gramos de avellanas troceadas
  • 60 mililítros de aceite de girasol
  • 120 gramos de miel
  • 30 gramos de cacao puro sin azúcar
  • 40 gramos de arándanos rojos secos
  • 10 gramos de semillas de lino
  • 10 gramos de semillas de chía
  • 100 gramos de pepitas de chocolate con leche
  • Una cucharada de praliné de avellanas (opcional)
  • Un chorrito de vainilla
  • Una pizca de sal



La preparación es super sencilla. Lo primero precalentaremos el horno a 180ºC.
Mezclamos en un bol la avena, las semillas de lino y chía, los arándanos troceados, las avellanas y el cacao. Por otro lado, mezclamos la miel, el aceite de girasol, la vainilla, la sal y el praliné de avellanas. Mezclamos bien hasta que esté homogéneo. Mezclamos las dos preparaciones. Por último, añadimos las pepitas de chocolate.
En una fuente de horno, repartimos la granola por todas su superficie y horneamos a 180ºC, unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando para que la granola quede crujiente por todos lados. Una vez que hayan transcurrido los 30 minutos, retiramos a una rejilla y dejamos enfriar por completo. Estará crujiente y desprenderá un olor delicioso.
A mi me gusta guardarla en un bote hermético para que me dure más tiempo, aunque esta delicia se acaba en un par de días!
Espero que os guste. Y como siempre, esta receta es orientativa, podéis cambiar los frutos secos, añadir más o menos a vuestro gusto o sustituirlos por otros ingredientes, todo esto respetando el conjunto de la receta.
Ya no tenéis excusa para no desayunar sano y casero al mismo tiempo.









martes, 13 de marzo de 2018

Brazo de gitano de mascarpone y manzana

Hoy os traigo una receta super rica, un brazo de gitano. Pero no, no vamos a hacer el brazo de gitano tradicional, si no uno con queso mascarpone y relleno de manzana y canela.






Ingredientes:


Para el bizcocho flexible:

  • 5 huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de harina 
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el relleno de queso mascarpone:

  • 1 tarrina de queso mascarpone (250 gramos)
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Para el relleno de manzanas:

  • 3 manzanas tabardilla medianas (reineta)
  • Una pizca de canela
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 25 gramos de mantequilla
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • Una pizca de sal

Empezaremos por el bizcocho flexible. Preparamos el molde (tipo plancha) con papel de hornear en el fondo.
  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Montamos los huevos con la sal, el azúcar y la vainilla hasta que dupliquen su tamaño.
  3. Tamizamos encima la harina y mezclamos con movimientos envolventes.
  4. Cubrimos el molde con la masa ayudándonos de una espátula.
  5. Horneamos 15-20 minutos.
  6. Dejamos enfriar 5 minutos.
  7. Enrollamos sobre un paño limpio y dejamos enfriar por completo.

Para el relleno de manzanas:
  1. Pelamos y cortamos las manzanas en cuadrados de un centímetro y las mezclamos con el zumo de limón.
  2. En una cazuela, ponemos a fuego medio, la mantequilla y el azúcar.
  3. Cuando el azúcar empiece a disolverse, añadimos la manzana, la pizca de sal y la canela.
  4. Cocinamos hasta que la manzana empiece a ponerse blanda.
  5. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
Para el relleno de queso mascarpone, mezclamos el queso con el azúcar hasta que la mezcla esté cremosa.



Para el montaje, desenrollamos el bizcocho. 
Lo cubrimos con una capa uniforme de mascarpone, ayudándonos de una espátula.
Repartimos la manzana por encima del mascarpone.
Enrollamos, cubrimos con film y enfriamos un par de horas en la nevera.
Servimos espolvoreándolo con azúcar glas.





jueves, 8 de marzo de 2018

Tarta de naranja y fresas

Hola, hoy os traigo una receta que me encanta. Un bizcocho esponjoso, suave y con un toque cítrico que me encanta. Combinado con nata y fresas maceradas en zumo de naranja. Fresquita y de rechupete, apuntad la receta!!


Ingredientes:


Para el bizcocho ( 2 moldes de 18 cms.) :

  • 200 ml. de aceite de girasol
  • 200 grs. de azúcar blanco
  • 1 sobre de azúcar avainillado
  • 200 grs. de harina
  • 4 huevos M
  • 7 grs. de levadura química
  • 1 yogur griego sin azúcar
  • la ralladura de una naranja

Para el relleno:

  • 150 grs. de nata vegetal
  • 250 grs. de fresas (dejaremos un par de ellas para decorar)
  • Zumo de 1 naranja

Precalentamos el horno a 180 ºC. 
Batimos los huevos con el azúcar, el azúcar avainillado y la ralladura de naranja, con una batidora de varillas hasta que doblen su volumen.
Añadimos el aceite de girasol y seguimos batiendo, esta vez a velocidad baja.
Tamizamos la harina junto con la levadura e integramos con una lengua repostera y movimientos envolventes. Por último, añadimos el yogur griego y mezclamos hasta homogeneizar.
Untamos con spray desmoldante 2 moldes de 18 centímetros de diámetro. 
Rellenamos con la mezcla y horneamos unos 20-25 minutos a 180ºC, o hasta que al pinchar con un palillo y que salga limpio.
Enfriamos sobre una rejilla.
Una vez estén completamente fríos, los filmamos y reservamos en la nevera.

Para el relleno, cortamos las fresas lavadas en trozos pequeños y los mezclamos con el zumo de naranja. Dejamos reposar mínimo media hora.
Montamos la nata bien fría, al ser nata vegetal, no necesita más azúcar y viene aromatizada con vainilla. Si usáis nata normal endulzadla a vuestro gusto.
Para el montaje, sobre una base giratoria, colocamos un trozo de antideslizante y una base de cartón.
Con un poco de nata, pegamos el bizcocho al cartón y colocamos un acetato alrededor.
Rrellenamos con una cantidad generosa de nata. 
Escurrimos ligeramente las fresas y las repartimos por encima de la nata.
Por la parte de abajo de la otra capa de bizcocho, untamos un poco de nata y ponemos encima del resto de la tarta, así no se nos moverá el relleno.
Esparcimos el resto de la nata en la parte de arriba de la tarta. 
Filmamos y dejamos reposar 24 horas.
Decoramos con unas fresas cortadas a la mitad y ligeramente pinceladas con mermelada de albaricoque y unos macarons.






Espero que la probéis!

sábado, 24 de febrero de 2018

Tarta policía

Hola, hoy os quiero enseñar una tarta que he hecho para una chica que está estudiando para ser policía. Sus amigos me encargaron esta tarta para darle ánimos para seguir adelante con su sueño.


La tarta tenía un bizcocho de chocolate y la crema era de chocolate y avellanas. También use esta crema (swiss meringue buttercream) para cubrir la tarta antes de ponerle el fondant. Casi siempre uso ganache de chocolate para esto, pero la buttercream también va fabulosa.
Debemos dejar la tarta reposar en la nevera al menos un día antes de cubrirla con el fondant y recordad siempre taparla con film, ya que el chocolate puede absorber los demás aromas de vuestra nevera.


Las decoraciones me gusta hacerlas un día antes de montar la tarta, ya que así se secan un poco y son más fáciles de manejar. En este caso, he hecho el cuello de la camisa, unos botones, la radio de policía, las esposas y la placa. Para ello busco imágenes en internet y hago los modelados. Para la placa, usé el método que uso en este post, pero solo con el contorno.
Espero que os guste.





sábado, 10 de febrero de 2018

Red Velvet sin colorantes para San Valentín

Se acerca San Valentín y esta es mi propuesta para este año. Vi esta receta hace tiempo en el blog "La receta de la felicidad" y como se lleva mucho lo de hacer todo natural, sin aditivos ni colorantes, me decidí a hacerla. El color se lo proporciona la remolacha, no quedará tan intenso como las red velvet que soléis ver por ahí, pero os aseguro que el sabor os sorprenderá para bien. El bizcocho queda un poco compacto, aunque con un sabor sutil y delicado que os conquistará.


Ingredientes (para 3 layer cakes de 15 cms.):



  • Una remolacha cruda ( yo usé una cocida que viene en paquetes de 2 para ensalada)
  • Zumo de limón
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 125 gramos de yogur griego sin azucarar
  • 125 ml. de aceite de girasol
  • 200 gramos de azúcar blanquilla
  • 2 huevos M
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o pasta de vainilla
  • 250 gramos de harina
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar ( yo uso Callebaut)
  • 2 cucharaditas rasas de levadura química

Para la cobertura de queso crema:


  • Una tarrina de queso crema (200 gramos)
  • 100 gramos de nata vegetal ( podéis usar nata normal + 2 cucharadas de azúcar + una cucharadita de vainilla)

Decoración (opcional):


  • Flores naturales comestibles
  • Merenguitos
  • Sprinkles de corazones










Preparación:



Precalentamos en horno a 150ºC.
Al usar una remolacha que ya viene cocida y pelada, la trituramos en un robot de cocina hasta hacer un puré y lo pasamos por un chino, a esto le añadimos el vinagre y un chorrito de zumo de limón. Si usaseis remolacha fresca, tendríais que lavarla bien y pelarla antes de triturar.

Al puré de remolacha le añadimos el yogur griego sin azúcar y el aceite hasta que tengamos una mezcla homogénea. Al no usar mantequilla, la receta es mucho más rápida, ya que no tenemos que batirla aparte hasta esponjar.

 A continuación, añadimos el azúcar, los huevos y la vainilla. Recordad que cualquier aroma, especia, ralladura o lo que sea que añadáis a vuestros bizcochos, será más fácilmente asumible por la masa y se le incorpora con el huevo. 
Agregamos por último la harina, el cacao y la levadura tamizados y mezclamos hasta que esté todo integrado.

Vertemos en los moldes rociados con spray desmoldante ( o con papel sulfurizado) y horneamos unos 20-25 minutos a 150ºC o hasta que al pinchar con un palillo, este salga limpio.
Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la crema de queso, en un bol batimos el queso crema hasta que tenga una textura suave, agregamos la nata vegetal y montamos.

Para el montaje de la tarta, la ponemos uno de los bizcochos en el plato o stand donde la vayamos a servir. Con ayuda de una manga pastelera y una boquilla redonda, hacemos puntos encima del bizcocho hasta cubrir toda la superficie. Encima colocamos la otra capa de bizcocho y repetimos la operación. 

Decoramos a nuestro gusto.


Blogging tips